Un Ecuador devastado por el COVID-19

Claudia Cirera, amiga de #UnaMañanaCualquiera vive en Quito, Ecuador y nos contó sobre la situación de la población de dicho país.

No todo lo que circula es verdadero, pero sí el sistema de salud está devastado y que hay gente que murió en su casa. Guayaquil (ciudad portuaria de Ecuador) se caracteriza por sus políticas neoliberales que solo gobierna para una elite.

Las cifras que se difundían eran falsas y el propio Lenín Moreno (presidente de Ecuador) solicitó que se blanquearan «por más que sean dolorosas». Allí están en toque de queda a partir de las 14 horas y también se rigen por un paquete de medidas para evitar la circulación de personas.

En principio, «creo que no se tomó muy enserio las medidas de prevención y, en realidad, todo se destapó porque la gente empezó a denunciar sus situaciones, y al Gobierno no le quedó más opción que blanquear la situación». La ciudadanía tiene durante días familiares fallecidos en sus casas porque el sistema de salud y el sistema funerario están colapsados y desfinanciados.

«El sistema de salud realmente está desbordado, por falta de insumos, por falta de personal, sumado a los y las trabajadoras que se enfermaron. Hace tiempo ya se estaba desmantelando la salud».