Una neuquina cuenta el día a día en Corea del Sur

Lizzie Arroyo, una neuquina en Corea del Sur, estuvo en comunicación telefónica con #UnaMañanaCualquiera para contarnos cómo viven, ella y su pareja, la emergencia sanitaria del otro lado del mundo. El primer objetivo fue radicarse en China para trabajar pero producto de la propagación del COVID-19, se mudaron a Corea del Sur.

Actualmente están viviendo en un hostel, hace dos meses. «A la semana que llegamos los colegios abrieron, lo chicos empezaron a ir a la escuela. No estamos en cuarentena, pero sí se pide mantener la distancia social, los lugares de entretenimiento en las zonas más turísticas o universitarias están cerrados».

Según lo que relató Lizzie el coreano respeta fielmente las medidas que ha implementado el gobierno. Todos circulan con barbijo, algunos con guantes. Sin embargo, se hace vida normal y se le pide a la gente que solo se limite a trabajar y vuelva a su casa.

Al ingresar solo nos pidieron un número coreano para llevar un control a la gente por 14 días. A través de una app para reportar síntomas. La gente acá la gente respeta mucho las medidas que toma el gobierno.

En el dispositivo llega una alerta automática en todos los celulares de nuevos casos e información de donde vive, el barrio, el complejo de edificio, el supermercado o la ruta en la que transitaron son desinfectados en caso que esa persona afectada haya pasado por ahí.

Nuestros planes van mes a mes, semana a semana. Esperemos que cuando se calme un poco todo, volveremos a China para retomar los planes originales.

Escuchá la entrevista completa en: