Vocación y compromiso en la primera línea de batalla

Liliana Liberati, enfermera y directora de la carrera de Enfermería de la Facultad de Ciencias del Ambiente y la Salud (FACIAS), estuvo en comunicación telefónica con #UnaMañanaCualquiera para conmemorar el Día Internacional de la Enfermería.

En este contexto, en el que un virus (COVID-19) puso y pone en riesgo la vida de miles de personas, la vocación y el compromiso del personal de salud dejó entrever la relevancia de su profesión. Sin embargo, también mostró la falta de inversión en el sistema de salud como de los y las enfermeras que, en su mayoría, son mal remunerados.

En las situaciones de emergencia sanitaria, el personal de enfermería está en la primera linea de batalla. Las guardias, los horarios rotativos, están disponibles las 24 horas del día, los 365 días del año, en todas partes del mundo.

Esta profesión demanda mucha presión y tiempo y, en general, nosotros no tenemos tan fácil la posibilidad de poder profesionalizarnos, porque la práctica diaria demanda las 8 horas de trabajo, más las guardias y los horarios rotativos. Sin contar las responsabilidades familiares.

La directora explicó que la falta de inversión, la falta de políticas para el cuidado de salud, la falta de inversión en la formación son algunos de los grandes inconvenientes del rubro.

La carrera de enfermería se dicta en la Universidad Nacional del Comahue (UNCo) y tiene tres sedes: Neuquén, Choele Choel y Allen.

Si empezado el cursado no te apropias de la complejidad del cuidado, no te recibís. Porque dentro del sistema, tenemos a cargo, justamente, el cuidado de las personas en nuestras manos, esto implica poner el cuerpo desde lo físico y lo mental.

La profesional, además agregó: «Espero que cuando todo esto termine, no nos olvidemos que debemos pensar en una nueva manera de formación y nuevas políticas de salud, y que nos ayuden a cuidarlos».

Escuchá la entrevista completa en: