La comunicación de calidad entre los proyectos financiados por Nación

En el marco de la convocatoria «Programa de Articulación y Fortalecimiento Federal de las Capacidades en Ciencia y Tecnología COVID-19», fueron seleccionados 137 proyectos de investigación y desarrollo de alto impacto local que serán financiados por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación por un monto de total de 94 millones de pesos. Uno de los proyectos seleccionados, compuesto por docentes de la Universidad Nacional del Comhaue (UNCo), es: «Comunicación estratégica para la salud y el cuidado comunitario en localidades con alta tasa de contagio COVID-19».

Fabián Bergero es periodista, docente e investigador en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales (FaDeCS-UNCo), y estuvo en comunicación telefónica con #UnaMañanaCualquiera para contarnos de qué se trata este proyecto del que es parte. Cabe destacar que las propuestas presentadas tienen como objetivo articular los sistemas de ciencia y tecnologías locales, con las demandas de los gobiernos provinciales y municipales para contribuir al fortalecimiento del sistema público en la atención de la pandemia del COVID-19.

Me parece tan inédito como interesante que el Estado apoye proyectos relacionados con las Ciencias Sociales.

Se nos ocurrió trabajar en localidades pequeñas para ver cómo son los circuitos de comunicación. El objetivo es trabajar con todos los actores del sistema (salud, medios de comunicación, radios, etc) vamos a sumergirnos para proponer políticas y tratar de mejorar la comunicación.

«No todo periodismo de calidad es pago y es algo que uno reclama a los grandes medios y a los medios comunitarios».

Bergero pertenece al Observatorio de Comunicación y Temáticas Sociales desde donde realizaron estudios sobre el consumo de información. En este contexto de emergencia sanitaria, sus integrantes hicieron un sondeo sobre «El impacto del aislamiento social preventivo y obligatorio por COVID-19 en las prácticas informativas de la población de Río Negro y Neuquén». 

Los resultados de abril nos dicen que la gente se está poniendo muy crítica sobre información que recibe por redes sociales. Busca otros medios para informarse, evita angustiarse con la sobrecarga de información, consulta varias fuentes, piensa más de una vez reproducir; creo que es interesante este fenómeno. Lo mejor que le puede pasar al periodismo es tener una audiencia desconfiada.