Después de 50 años, el SAOCOM 1B es el primer satélite que se lanzó desde Cabo Cañaveral

El satélite argentino de observación Saocom 1B, que se lanzó el lunes a la noche al espacio por un cohete Falcon 9 de la empresa SpaceX desde el centro espacial de Cabo Cañaveral, Estados Unidos, estaba previsto en el plan estratégico que la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae) diseñó en 1994.

El Saocom 1-B obtendrá y emitirá imágenes de muy buena calidad e información sobre los niveles de agua del suelo, fundamental para el agro, y además, permitirá obtener información sobre la presencia de buques en zonas de jurisdicción argentina.

Guido Raggi, ingeniero electrónico de Invap y responsable de los sistemas de comunicaciones de Saocom 1B, estuvo en comunicación telefónica con #UnaMañanaCualquiera para detallarnos los procedimientos y el trabajo de los equipos científicos que trabajaron en este proyecto.

Un lanzador de cohetes es básicamente un misil. Se pone en órbita en 12 minutos, toda esa energía que se transfiere al satélite, que uno con tanto amor fue construyendo, está diseñado para soportarlo. Pero hay que tener en cuenta muchas cosas: que soporte esas vibraciones, que después de esos 12 minutos el lanzador te suelte y que te deje seguir por cuenta propia. Si no se suelta no se puede comenzar el nivel inicial.

Raggi aportó un dato no menor sobre el lanzamiento del SAOCOM 1B. Resulta que es el primer satélite que se lanzó de Caño Cañaveral, después de 50 años.

El tema, «La vieja vaca cubana», hace referencia a un conflicto internacional. Hace 50 años EE.UU lanzó un cohete que tuvo un desperfecto, se destrozó en el aire y fragmentos cayeron en Cuba y mataron una vaca. En plena Guerra Fría, Cuba hizo una presentación oficial ante organismos para denunciar el hecho y, a partir de ahí, a EE.UU le prohibieron sobrevolar el cielo cubano. Por lo tanto, todas órbitas solares no pudieron salir más de ahí y se lanzaban desde la otra costa.

«El domingo después de 50 años de está prohibición, SAOCOM fue protagonista de esta reconciliación entre cielos cubanos y estadounidenses».


Escuchá la entrevista completa en: