Las tareas domésticas y de cuidados no remunerados aportan 15,9% del PIB

El trabajo doméstico y de cuidados no remunerado (TDCNR) es el sector de mayor aporte a la economía, estimado en un 15,9% del PIB, lo que representaría en términos monetarios alrededor de $4 billones, según un informe elaborado por la Dirección de Economía, Igualdad y Género (DNEIyG) del Ministerio de Economía.

Los datos son parte del informe Los cuidados, un sector económico estratégico. Medición del aporte del Trabajo doméstico y de cuidados no remunerado al Producto Interno Bruto, elaborado por la dependencia oficial, que realiza una estimación del aporte de esta actividad -en la que se desempeñan esencialmente mujeres- al sistema productivo y su evolución en el contexto de la pandemia actual.

La distribución de estas tareas es estructuralmente desigual: 9 de cada 10 mujeres realizan estas tareas, que significan en promedio 6,4 horas diarias, es decir, dedican tres veces más tiempo que los varones.

Asimismo, desde la dirección, señalaron que el trabajo doméstico y de cuidados no remunerado representa un 15,9% del PIB y es el sector de mayor aporte en toda la economía, seguido por la industria (13,2%) y el comercio (13%).

En este marco, se calcula que se trata de un aporte de $ 4.001.047 millones de pesos, valor que resulta de monetizar la gran cantidad de tareas domésticas que se realizan en todos los hogares, todos los días, y en este sentido, detallaron que, para tener dimensión de lo que esto significa, Industria aporta $3.324.163 millones al PBI, y Comercio, $3.267.584 millones.

A su vez, al analizar el TDCNR por género, el estudio concluye que el 75,7% de las tareas son realizadas por mujeres -es decir, más de las tres cuartas partes y, de este modo, dedican diariamente 96 millones de horas de trabajo no remuneradas a las tareas del hogar y los cuidados.

Por otra parte, el informe también analizó la evolución de esta actividad en el contexto de pandemia: “mientras muchos sectores productivos presentaron caídas en su nivel de actividad, el trabajo de cuidados, por el contrario, aumentó su nivel al 21,8% del PIB y muestra un aumento de 5,9 puntos porcentuales con respecto a la medición ‘sin pandemia’«.

En esta línea, desde la Dirección advirtieron que, lejos de apagarse por la crisis del coronavirus, “la economía de los cuidados se enciende y sostiene el funcionamiento social”.

En el contexto de la pandemia actual, el cierre de establecimientos educativos y espacios de cuidado generó, por un lado, una mayor visibilización de esa enorme carga de tareas que recae de manera desigual sobre las mujeres, y, por otro lado, evidenció la necesidad de reconocer ese trabajo y pensar políticas públicas que aborden esta problemática, sostiene el estudio.

En este sentido, aseguraron que el 47,4% de los hogares argentinos tienen personas menores de 18 años.


Escuchá la información completa aquí: