El Senado convirtió en ley la Interrupción Voluntaria del Embarazo

La Cámara Alta convirtió en ley la legalización del aborto, en una histórica sesión que fue seguida por miles de manifestantes y colectivos de mujeres de todo el país y en la cual también se sancionó el Plan de los 1000 días de cuidado integral de la salud durante el embarazo y la primera infancia.

El debate, que se extendió por doce horas, finalizó pasadas las 4 de esta madrugada. El «sí» a la legalización del aborto (mediante el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo) hasta la semana 14 de gestación se impuso por 38 votos afirmativos y 29 negativos y 1 abstención, tras un acuerdo alcanzado con algunos senadores indefinidos para retoques en el texto al momento de la promulgación.

Se trata de una ampliación de derechos para mujeres y personas gestantes, una ley que prioriza la posibilidad de decidir sobre sus cuerpos por sobre las objeciones basadas en los preceptos constitucionales de defensa de la vida desde la concepción.

Legisladores/as de Neuquén y Río Negro votaron en su totalidad a favor del proyecto. Así es como los/las rionegrinas Silvina García Larraburru, Alberto Weretilneck, Martín Doñate como también los/las neuquinas Lucila Crexell, Oscar Parrilli y Silvia Sapag emitieron su voto positivo.

Modificaciones

Algunos indecisos como el ex gobernador rionegrino Weretilneck, tras acordar algunas modificaciones en los artículos 4 y 16, acompañaron el proyecto presentado por el Poder Ejecutivo el pasado 17 de noviembre. Por esto es que al momento de la promulgación, se vetaría parcialmente la palabra «integral» en las causales de aborto más allá de la semana 14. Esta modificación no implicaría su vuelta a la Cámara de Diputados, sino que se aplicaría en su reglamentación.

El primero establece que “las mujeres y personas con otras identidades de género con capacidad de gestar tienen derecho a decidir y acceder a la interrupción de su embarazo hasta la semana catorce (14), inclusive, del proceso gestacional” y que “fuera del plazo dispuesto en el párrafo anterior, la persona gestante tiene derecho a decidir y acceder a la interrupción de su embarazo solo en las siguientes situaciones: si el embarazo fuera resultado de una violación” o si “estuviera en peligro la vida o la salud integral de la persona gestante”.

El artículo 16, en tanto, modifica el artículo 86 del Código Penal sobre que “no es delito el aborto realizado con consentimiento de la persona gestante hasta la semana catorce (14) inclusive del proceso gestacional”. Fuera del plazo establecido, no será punible el aborto si el embarazo fuera producto de una violación o si “estuviera en riesgo la vida o la salud integral de la persona gestante”.