Úrsula Bahillo: otra mujer asesinada que el Estado y la Justicia abandonó

Otro femicidio en Argentina que se podría haber evitado si el Estado y la justicia trabajaran seriamente sobre la violencia de género. Como también, si las reiteradas denuncias que la joven de 18 años realizó hubiesen avanzado en medidas dedicadas a resguardar su salud psicológica, física y social.

El lunes pasado, Úrsula Bahillo de 18 años fue asesinada en la ciudad bonaerense de Rojas y por el femicidio quedó detenido e internado su expareja y policía (Matías Ezequiel Martínez) quien se autolesionó tras el ataque.

La joven en reiteradas oportunidades manifestó las agresiones físicas y psicológicas que sufría por parte de Martínez, tanto a su entorno más cercano como también a las instituciones de seguridad que deben actuar de manera inmediata ante estas situaciones de riesgo. Lo repudiable, entre tantas falencias, es que existen varias denuncias por violencia de género (alrededor de 18) contra el sospechoso que no siguieron su curso, incluso el policía tenía una medida de restricción perimetral que no cumplió dos días antes del femicidio.

Además Martínez desde septiembre del año pasado que se encuentra con carpeta psiquiátrica y debía presentarse el próximo 18 de febrero a una audiencia ante el Juzgado en lo Correccional 1 departamental, en el marco de un juicio por el delito de “amenazas calificadas” contra su ex pareja.

Existen infinitas críticas al los movimientos feministas por la manera de llevar adelante sus convicciones y mostrarlas en las calles de todo el país. «¿Por qué no denunciaste antes?»; «tené cuidado a quién denuncias»; «él es así entendelo»; «solo fue esta vez, no va a volver a pasar»; «solicitá una restricción perimetral»; «no te quedes callada», «tenés que confiar en la justicia»; entre otras preguntas y afirmaciones que intentan decirnos qué hacer.

El punto de inflexión es que cuando una mujer decide tomar cartas en su sufrimiento, con lo que implica enfrentarse a una persona que la violenta, las instituciones estatales que deberían garantizarnos las herramientas y trabajar para cuidarnos; hacen caso omiso a las denuncias o simplemente nos critican por no haber denunciado antes. 

Es necesario que se revisen las leyes que nos rigen y la manera de implementarlas, como también es fundamental que todos los niveles estatales y privados estén capacitados en violencia de género y hacer propia la perspectiva de género. Por su parte, los medios de comunicación son un eslabón fundamental a la hora de informar sobre estos casos, en los que no tiene que estar puesta la mirada en la víctima, sino en recalcar las fallas de nuestro sistema que vulnera tanto a mujeres como a disidencias.


Femicidios en lo que va del 2021:

Desde el Observatorio de las Violencias de Género “Ahora Que Sí Nos Ven” informaron la cantidad de femicidios en Argentina entre el 1 y el 31 de enero de 2021, (cabe aclarar que la información se releva a partir de medios de comunicación gráficos y digitales del país).
  • 33 femicidios fueron cometidos del 1 y el 31 de enero de 2021.
  • 1 femicidio cada 23 horas en enero.
  • 24 intentos de femicidio entre el 1 y el 31 de enero de 2021.
  • El 66,7% de los femicidios fue cometido por las parejas y ex parejas de las víctimas.
  • El 36,4% de los femicidios ocurrió en la vivienda de la víctima.
  • Al menos 27 niños/as perdieron a sus madres como consecuencia de la violencia machista en enero de 2021.