Nordelta: los carpinchos se adaptaron al avance de la urbanización

María José Corriale, investigadora adjunta del Conicet, doctora y Licenciada en Ciencias Biológicas, estuvo en comunicación telefónica con «Una Mañana Cualquiera» para hablar sobre la presencia de carpinchos en diferentes barrios del Nordelta.

La realidad es que estas construcciones se realizan sobre humedales naturales, en donde hay un montón de especies que es su hábitat natural como en el caso del carpincho o del coipo. Estas construcciones modifican totalmente el sistema y hay muchas especies que no pueden sobrevivir y se extinguen localmente y otras, como el caso del coipo o el carpincho, tratan de adaptarse a estas nuevas condiciones.

Hace tiempo permanecía una población de carpinchos en este lugar, no es común verlos en todos los barrios privados justamente sí está en Nordelta porque había un área que no había sido desarrollada, estaba sin impactar, entonces ahí prevalecía la población. A lo largo del tiempo se fue insertando un poco en las áreas más urbanas y hoy día, con el avance de la urbanización sobre estas áreas que no estaban intervenidas, todos los individuos que estaban en ese lugar no les quedo alternativa que acceder al interior de las urbanizaciones.

Una solución inmediata no va a haber, para mí hay que apuntar a medidas que directo a atenuar el conflicto: atenuar el conflicto que generan los carpinchos y el impacto que genera el hombre también. Para mí el mayor peligro son los accidentes de tránsito que se pueden generar con la circulación de individuos. Bolleros eléctricos o alambrados para las personas que no quieren que entren en sus jardines.

El carpincho es generalmente una presa, entonces no va a ir a atacar a alguien, va a tender a escapar. Cuando no tiene escapatoria y sus crías estén en peligro se va a defender, y puede lastimar.


Escuchá la entrevista completa aquí: