El Frente de Todos presentó un proyecto para resguardar el suelo y el ambiente en la isla 132

Marcelo Zúñiga, concejal por el Frente de Todos y candidato para retener la banca, estuvo en comunicación telefónica con «Una Mañana Cualquiera» para hablar sobre el proyecto que busca regular el suelo en la isla 132.

Con el objetivo de generar nuevos mecanismos de protección urbanos ambientales en la Isla 132 y Paseo de la Costa, el bloque de concejales del Frente de Todos, presentó ayer un proyecto para que se modifique el capítulo III del Anexo I de la Ordenanza 10.100, para resguardar los bienes públicos y el uso educativo ambiental, recreativo, deportivo y social.

Llevamos mas de seis meses de discusiones, que el Gobierno intentó plantear su ordenanza; en realidad modifica el uso del suelo de la Isla y le permite a las constructoras, a los dueños de lotes privados construir edificios de departamentos. Para nosotros llenar de cemento la isla pone en riesgo no solo la salud de los ríos y el ambiente sino que reduce al mínimo los espacio públicos que hoy miles de familias neuquinas utilizan para la recreación y el esparcimiento.

Presentamos una contra propuesta que retoma la visión de los Colegios profesionales de ingenieros, de ambiente, de muchas instituciones y grupos que son parte de la red en defensa de los espacios públicos de la ciudad y hemos presentado una modificación a la ordenanza que regula el paseo costero y en particular la isla 132 que consiste en la posición inversa. En vez de habitar y llenar de cemento la isla, habilitar y establecer como prioridad el destino de la tierra pública de la isla, que está en manos de Cordineu, para el uso recreativo, educativo y ambiental.

Estamos entrando en un proceso electoral, tenemos 60 días de campaña para renovar concejales, mientras otros no quieren discutir nosotros creemos que hay que discutir y poner en consideración de nuestra comunidad, cuál es el destino de los espacios públicos y el suelo urbano. O se sigue promoviendo la ocupación del suelo urbano en función del negocio de 3 o 4 empresas que se apoderaron de la obra pública de la ciudad o el Estado empieza a regular el suelo urbano en beneficio de la comunidad toda.

Esta propuesta de modificación, surge a raíz de la idea de Cordineu de cambiar el uso del espacio público y permitir la construcción de edificios de departamentos de uso residencial, «priorizando los intereses de los grandes desarrolladores inmobiliarios, careciendo de un estudio de impacto ambiental, tanto para la Isla 132 y los barrios circundantes, ante los cientos de automóviles y familias viviendo en manera permanente».

En relación a su campaña electoral para conservar su banca en el Concejo Deliberante, el próximo 24 de octubre, Zúñiga aseveró que «hay que hacer una campaña electoral con mucho cuidado pero además con respeto. Apelamos a que se debatan ideas y propuestas ara resolver las problemáticas que tiene la ciudad y que se gaste menos dinero público en instalar candidaturas».


Escuchá la entrevista completa aquí: